Spotlight, gana el Oscar , la película que no le gusta a la iglesia católica

images

‘Spotlight’ narra la historia real de un grupo de periodistas que desenmascaró un escándalo de abusos sexuales por parte de sacerdotes en Bostón y cuyo trabajo les valió el Premio Pulitzer al servicio Público en 2003. Escondida en su aparente academicismo, la cinta de McCarthy con pulso firme, resulta emocionante y directa, convirtiéndose en un retrato de los buenos sobre el periodismo de investigación.

En 2002, el equipo de reporteros de ‘Spotlight’, la sección de periodismo de investigación del periódico estadounidense Boston Globe, causó una enorme crisis en una de las instituciones más antiguas y seguidas del mundo, la Iglesia Católica, al ahondar en los alegatos de abuso sexual dentro de la misma. Sus investigaciones les harán desemascarar un escalofriante número de abusos y denuncias a lo largo de los años encubiertas por organizaciones religiosas, legales y gubernamentales de Boston. Su trabajo, les valió el Premio Pulitzer en 2003, además de causar una ola de revelaciones alrededor del mundo al desenterrar el escándalo.

Es rigurosidad periodística y la propuesta de McCarthy parece una investigación periodística en sí misma, más allá de la que nos cuenta, dejando claro sus intenciones y objetivos: presentar unos hechos veraces que afectan a millones de personas en todo el mundo, destapando las mentiras e hipocresía de la institución más seguida del mundo.

En España, como no, también hemos sufrido esta plaga durante décadas y al igual que en la película todos los jerarcas de la iglesia católica han encubierto y amparado a los que cometían los abusos. Tenemos innumerables ejemplos y estos casos son solo una ínfima parte de las víctimas, los que han denunciado.

No es descabellado suponer que en un país en que el oscurantismo era lo normal y con el poder absoluto que durante cuarenta años ostentó la iglesia católica, las victimas reales se cuenten por miles.

La iglesia católica, fiel a su costumbre, sigue minimizando el asunto y para muestra unas cuantas declaraciones de sus jerarcas. A estas declaraciones se suman los hechos: La reacción más habitual era esconder al pederasta, cambiarle de parroquia y dejar que continuara con sus actividades.

Así se expresan:

Bernardo Álvarez, Obispo de Tenerife

“Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”. 

Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia y con el anterior papado, Prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos 

 “no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios, con los millones de vidas destruidas por el aborto”

José María Gil Tamayo , portavoz de la Conferencia episcopal

Sobre el informe de la ONU sobre pederastia en la iglesia católica:

forman parte de una “inquisición laica” con unos dogmas “ideológicos” que operaría en todo el mundo”

ha sido “minoritario”; “entre  casi 19.000 sacerdotes, apenas hay unos cuantos casos”.

 Francisco Javier Martínez, Arzobispo de Granada

 “el mal es mal y hay que erradicarlo, y cuando ese mal afecta a inocentes hay que erradicarlo decididamente, absolutamente, en la medida de nuestras fuerzas, pero no hay que juzgar nunca, porque nunca sabemos qué historia hay detrás de quién obra el mal, nunca sabemos, solo Dios conoce el fondo de nuestro corazón”.

Josep Amengual, fraile e historiador, Misioneros de los Sagrados Corazónes sobre la imputación de Antoni Vallespir, miembro de la misma orden :

¿qué clase de democracia es esta?” “No somos nadie para juzgarlo, digan lo que digan los tribunales, aunque los respetamos, no son palabras de Dios, son palabras humanas”

Miguel Asurmendi obispo de Vitoria, sobre una denuncia por pederastia: la presunta víctima incurrió en incoherencias

 

La ONU se pronuncia sobre el tema

El durísimo informe elaborado por el Comité de los Derechos del Niño de la ONU indica que el encubrimiento de los abusadores en el seno de la Iglesia católica sigue siendo norma de conducta, así como el código de silencio que protege, al tiempo que castiga a los que osan denunciar. El resultado, según la ONU, es que los niños siguen hoy en contacto con los mismos clérigos abusadores.

La falta de cooperación con la justicia y la costumbre de transferir al pederasta a otra institución u otro país —no para apartarles de los niños, sino para esquivar las denuncias— son los elementos que configuran un modo de proceder inaceptable que, sin embargo, parece mantenerse en los mismos términos en la institución religiosa.

No basta con admitir que hay clérigos pederastas si, además, a ese mea culpa le sigue la afirmación de que los hay en todas las profesiones. El gran pecado de la Iglesia católica no es tener manzanas podridas en su seno, sino protegerlas y mantenerlas. Los voluntariosos mensajes de Francisco perderán valor mientras no se ataje semejante comportamiento.

Sara Oviedo Fierro, fue elegida en 2012 vicepresidenta del Comité de la Convención de Derechos del Niño en la ONU:

son ellos los que han asumido ser guías espirituales y han asumido el celibato. La protección a los sacerdotes criminales ha creado ahí un lugar casi morboso, con situaciones muy insanas donde la sexualidad humana está absolutamente deformada”

He encontrado el testimonio de una persona que podríamos suscribir todos los que fuimos alumnos de colegios de curas o frailes en las décadas de los 60 y 70

Juan-Marcos Madoz

En España, los que hemos ido a colegios religiosos hemos conocido clérigos pederastas. Durante cinco años padecí la ignorancia de los profesores que impartían clases sin estar cualificados (ni un sólo licenciado) y , en cambio, por allí pasaron tres curas que, sin ningún recato, en las aulas metían mano a niños de diez años, edad a la empecé a darme cuanta de estas actitudes que eran comentadas por todos nosotros. Estos curas desaparecían al finalizar el curso, pero aparecían otros con sus mismos vicios, diríase que eran parte de una plantilla con el puesto de pederasta obligatorio. Y nuestros padres en la inopia o atemorizados por la terrible represión franquista y de la todopoderosa iglesia católica y sus inquisidores. Afortunadamente yo no fui objetivo de esos pervertidos y algún amigo, aunque fue sometido a sus abusos, estos no pasaron del sobo y magreo y, que yo sepa, no está traumatizado, Todo el mundo sabía en el colegio qué cura era pederasta, aunque le llamábamos de otra forma, pero el director miraba para otro lado o, lo que sería un delito, lo aprobaba. ¿Estaría en el ideario del colegio?

 

Salud

 

Anuncios

2 thoughts on “Spotlight, gana el Oscar , la película que no le gusta a la iglesia católica

  1. Yo fui alumno en un colegio de frailes en los 70, allí todos sabíamos que había algunos frailes a los que no te podías acercar demasiado pero nadie lo contaba fuera y mucho menos en nuestras casa.

    Me gusta

  2. Es tremendo que con tantos casos de abusos a menores conocidos y los muchos que están ocultos, además de pedir responsabilidades e intentar buscar verdad y reparación, debería iniciarse una campaña institucional de prevención que explicara a los niños qué son los abusos, cómo identificarlos y cómo actuar frente a ellos, fundamentalmente en los colegios y en los medios de comunicación de titularidad pública.
    No entiendo como la televisión española siguen cediendo espacios gratuitos a la iglesia católica que usa para extender su dogma y esconder sus vergüenzas, y en los medios de la iglesia católica se sigue sembrando la intolerancia hacia otras creencias religiosas, políticas y otras formas de relación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s